Jose Luis Catalán: “Restaurar es mantener viva la historia”

José Luis Catalán, Premio de Honor 2018 del Colegio de Arquitectos de Chile, es carpintero de toda la vida. Reconocido entre sus pares como Maestro Mayor, ha desarrollado una notable experiencia en temas de rehabilitación de edificios patrimoniales. Vive en Chiloé desde los 18 años, cuando llegó a trabajar a la Fundación Amigos de las Iglesias de Chiloé. En este espacio se convirtió en uno de los actores clave en la conservación y restauración de la llamada Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa en Madera, a cargo de la ejecución y logística en diversos proyectos de restauración en el Sitio Patrimonio Mundial de las Iglesias de Chiloé. Desde esta experiencia, hoy lidera la Asociación de Carpinteros de Iglesias e Inmuebles Patrimoniales de Chiloé, agrupación que está jugando un rol fundamental en el desarrollo de la carpintería insular como una de las expresiones más relevantes del Patrimonio Material e Inmaterial del Archipiélago.

La madera forma parte de su vida. Desde pequeño, estuvo rodeado de ella, materia prima para las creaciones que fabricaba su abuelo Fidel y que él fue observando y aprendiendo. Una infancia feliz en el campo, tal como recuerda, con herramientas fabricadas por su abuelo en madera para el trabajo de la tierra, arados, aporcadores, rastras, y otros elementos elaborados con sus manos, así como barriles, artesas, carretas, bolteadoras, hasta guitarras. “Siempre admiré a mi abuelo por su trabajo, y creo que de él surge mi cariño por la carpintería. El partió hace 18 años y lamento no poder haber podido decirle todo esto en vida”, reflexiona.

Gentileza Asociación de Iglesias e Inmuebles Patrimoniales de Chiloé

A medida que fue creciendo la carpintería lo fue encantando, consolidando su oficio con el ingreso a la Fundación Amigos de las Iglesias de Chiloé. Esta fue su gran escuela, visitando comunidades y colaborando con la restauración de templos e inmuebles, maravillándose con su valor patrimonial.

“Para mí la conservación y la restauración de construcciones patrimoniales es mantener viva la historia. Es una linda labor, ya que a medida que vas trabajando imaginas cómo fueron los orígenes de la construcción del inmueble, las técnicas ocupadas, los tipos de ensambles, molduras, revestimientos y lo hermoso de sus estructuras. Es darte cuenta que ahí está el ingenio de estos grandes maestros, que construyeron sin la tecnología de hoy, con herramientas sencillas en un trabajo en minga”, indica.

Jose Luis Catalán como Jurado del Premio Arquitectura Patrimonial Chilota – Archivo CEUACH

Valorización

El Premio de Honor otorgado por el Colegio de Arquitectos de Chile a José Luis Catalán, es un reconocimiento que se entrega a quien no siendo arquitecto, se ha distinguido por su labor próxima al ejercicio profesional de los arquitectos y que, en esta ocasión, resalta a todos los carpinteros que forman parte de la Asociación de Carpinteros de Iglesias e Inmuebles Patrimoniales de Chiloé, organización que preside y a quienes ejercen esta labor en el Archipiélago.

“Para nosotros es muy importante el gesto del Colegio de Arquitectos  de Chile y Delegación Chiloé, de destacarnos a nivel nacional, poner en valor el oficio de la carpintería, reconociendo que también es parte de la raíz de la arquitectura. Es un gran paso porque fortalece nuestro trabajo y nos demuestra que vamos por el camino correcto, siendo muy importante el complementar el trabajo de arquitectos y carpinteros, ya que ambos son parte de este patrimonio”, sostiene.

Gentileza Asociación de Iglesias e Inmuebles Patrimoniales de Chiloé

 

Déjanos un comentario, Síguenos, Participa.