Estudiantes de Arquitectura y carpinteros de ribera levantan proyecto en San Juan

36 estudiantes del Taller de Diseño Arquitectónico del tercer año de la carrera de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo de la facultad de Concepción, participaron de una importante experiencia en la localidad de San Juan, comuna de Dalcahue.

Se trató de un taller de cinco días, en que los alumnos pudieron estar en contacto con la comunidad y conocer de cerca el trabajo de los carpinteros de ribera. Esta actividad forma parte de una serie de “experiencias detonantes” que deben desarrollar los estudiantes, y que los pone en contacto con el territorio, los materiales y la profesión.

Miguel Nazar, Director de carrera y uno de los profesores que acompañó a los estudiantes hasta Chiloé, señaló que los alumnos tuvieron clases con maestros de ribera y conocieron el valor del ensamble, con el objetivo de levantar un mirador para la comunidad. “Se organizaron en grupos para presentar las propuestas de este proyecto, y finalmente se fusionaron tres ideas con las que se construyó el mirador”, dijo el docente, quien destacó el apoyo de los vecinos de San Juan, quienes ayudaron a  los jóvenes en el traslado de las vigas, acercándose y conociendo el tradicional concepto de minga.

 

Daniel Barría fue uno de los carpinteros de ribera, quien junto al maestro José Ojeda, apoyó este proceso y entregó a los estudiantes las herramientas necesarias para el desarrollo de sus proyectos y activar estos nuevos aprendizajes. “El grupo con el que yo trabajé quedó muy contento por todos los conocimientos que lograron y para nosotros, siempre es bueno poder compartir nuestras experiencias. Ellos quedaron maravillados por el trabajo en madera que se hace e incluso vieron dos embarcaciones navegar por primera vez, lo que llamamos nosotros ‘botar la lancha’, algo absolutamente nuevo para ellos”, indicó.

La evaluación de este taller fue muy positiva para los docentes, primero por el vínculo que se formó con la comunidad, ya que los vecinos quedaron muy agradecidos por el muelle, bautizado como “Mirador Coquihuil”, que ahora forma parte del paisaje, lazos que podrían continuar estrechándose a través del compromiso de  trabajar juntos en proyectos futuros, y también para los estudiantes en sus niveles de aprendizaje. “Tener la posibilidad de dejar los dibujos en el plano por un momento, y aprender en terreno desde el peso de los materiales y sistemas constructivos es notable. Son alumnos de tercer año que ya tienen su primera obra terminada, lo que es muy gratificante, porque se logró en muy poco tiempo”, expresó Miguel Nazar.

Alejandra Carvajal, Directora para Castro de la Delegación Chiloé del Colegio de Arquitectos, fue la encargada de la logística y apoyo para los docentes de la Universidad del Desarrollo para la realización de este proyecto. “Se coordinó con la comunidad de San Juan y estuve a cargo de planificar las actividades con la gente y explicarles el trabajo que se pensaba desarrollar, así como contactar a los carpinteros y darles a conocer el proyecto para comprometer su participación”, señaló la arquitecta, quien a partir de este trabajo, fue designada coordinadora territorial para las próximas iniciativas en este ámbito.

El equipo que acompañó a los estudiantes, además del director de carrera, estuvo compuesto por Valentina Galleguillos, Coordinadora Académica; Piero Mazzarini, Coordinador de Innovación; Francisco Gutiérrez, encargado del Taller de Herramientas, junto a los profesores de tercer año Yanko Bugueño, Andrés Utz, así como los fundadores del Grupo Talca, Rodrigo Sheward y Martín del Solar, quienes a través de sus contactos con profesionales de la Delegación Chiloé, comenzaron la planificación de esta iniciativa. Además, viajaron con el equipo docente, los ayudantes Andrés Ruz y Nicolás Ulloa.

Fotografías gentileza Universidad del Desarrollo Sede Concepción

Déjanos un comentario, Síguenos, Participa.