Calle Blanco de Castro tiene nueva y colorida imagen

En un encuentro entre vecinos y profesionales de la Corporación de Estudios Urbanos y Arquitectónicos de Chiloé, CEUACH, se hizo entrega oficial de los trabajos de la Etapa 1 del proyecto “Colores en Blanco”.

En un ambiente cálido y de alegría, los propietarios y residentes de las viviendas que fueron intervenidas, recibieron las obras de esta iniciativa que permitió recuperar de manera significativa el valor patrimonial y  arquitectónico de Calle Blanco en Castro. Además, en la ocasión se presentó un resumen del proyecto, sus inicios, objetivos y las obras ejecutadas hasta el momento. Se recordaron los primeros estudios de color que lideró la oficina del arquitecto Edward Rojas, en conjunto con los vecinos quienes eran los encargados de hacer propuestas e imaginar los colores que querían para sus viviendas, y lo importante que resultó esta labor mancomunada con la comunidad. Finalmente, y a través de las obras contratadas a la empresa Chiloé Verde Ltda.,  el financiamiento de la Municipalidad de Castro, el patrocinio de la Delegación Chiloé del Colegio de Arquitectos y el apoyo de la Escuela de Cultura, el Restaurant Paladar Chiloé y los vecinos del barrio, se logró sacar adelante el proyecto que consideró la pintura de 26 propiedades, mejorando notoriamente uno de los principales barrios de la capital provincial.

“No fue fácil en un principio, porque hacer un estudio de color en el papel no es lo mismo que frente a la realidad y la problemática que significaba tratar de recuperar un patrimonio que estaba escondido, sumergido. Los vecinos debieron invertir en mejorar la construcción de sus viviendas y sus fachadas antes de comenzar las obras de pintura, y eso también implicó un esfuerzo. Es satisfactorio ver cómo la comunidad, los profesionales y las autoridades se unen por un fin, y claramente esta experiencia puede ser replicada en otros sectores de la ciudad”, expresó el Premio Nacional de Arquitectura.

Taller estudio participativo de Color – Febrero 2017

Para Jorge Inostroza, Secretario Ejecutivo de la CEUACH que estuvo a cargo de  la gestión y participación ciudadana del proyecto, la clave para el éxito de este proyecto fue que la comunidad de Calle Blanco se involucró desde los inicios, en la participación y decisiones de color, así como la persistencia del equipo y la Municipalidad para poder lograrlo. “Fortalecer las organizaciones sociales del barrio y constituir algún tipo de agrupación que los una a todos, será vital para continuar en el futuro un proceso de mejoramiento y conservación del espacio público de Calle Blanco”, indicó.

Edith Matamala, vecina del sector, sostuvo que aunque hubo algunos propietarios que en un principio estuvieron escépticos y no creían en el proyecto, hoy están todos orgullosos de su barrio. “Quedó todo impecable y el apoyo de los arquitectos fue excelente. La calle quedó con una cara bonita, para nosotros y para recibir a los turistas, así que felices”, reveló, al igual que su vecino Nelson Vidal, propietario y residente de Calle Blanco hace 33 años, quien quedó conforme con los resultados del proyecto, agradeciendo el apoyo constante de los profesionales de la entidad gestora, “ya que siempre nos informaron, nos visitaron, estuvimos en talleres y se nos hizo partícipes de las decisiones con respecto a los colores para nuestras casas”.

Con esta entrega, la CEUACH cierra uno de los principales desafíos del año 2018 reafirmando el compromiso de los arquitectos y arquitectas de Chiloé de aportar a la calidad de vida de los habitantes del achipiélago, mediante acciones estratégicas en el espacio público, en este caso de la ciudad de Castro.

Déjanos un comentario, Síguenos, Participa.